¿Cómo preparar un pedido?

Este artículo describe las mejores prácticas para preparar un pedido para su recogida

El embalaje es un punto crucial para asegurar que su producto llegue al cliente en perfectas condiciones.

Es su responsabilidad acondicionar las mercancías para su transporte de forma que, los bultos/paquetes estén claramente identificados y señalizados mediante los correspondientes signos, coincidiendo con la descripción de los mismos contenida en la carta de porte.

Toda a aquella mercancía que, por su naturaleza, sea susceptible de deterioro o desperfecto debe estar protegida con el embalaje correcto para cada uno de los  productos a enviar.

La mercancía no viaja en mano cuando se trata de de tránsitos entre islas,  viaja en palés/cajas/sacas de un punto a otro, por lo que deben utilizar material adecuado para el tránsito:  papel burbuja, cajas cartón líquido o protectores de corcho etc.

Ejemplos:

  • Vinos:  La mayor seguridad se obtiene con embalajes de madera o corcho o en su defecto embalados de forma que no tintineen entre sí.

  • Quesadillas:  Caja de cartón rígida.